OMC y Fundación Ciencias de la Salud editan una guía para ayudar a expertos a resolver éticamente asuntos psiquiátricos

guia-etica

Noticia

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) –

La Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC) y la Fundación Ciencias de la Salud han publicado la ‘Guía ética de conflictos éticos en Psiquiatría y Psicoterapia’ con el objetivo de ayudar a los profesionales sanitarios a resolver ética y moralmente diferentes problemas psiquiátricos.

La presentación del trabajo ha tenido lugar este martes en el marco de la celebración del seminario ‘Conflictos éticos y Psiquiatría y Psicoterapia’, donde diferentes expertos han debatido acerca de la definición de enfermedad mental y la forma en la que abordar los problemas éticos que pueden surgir a la hora de tratar a un paciente con una de estas patologías.

La guía, dirigida por el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, y el presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, Diego Gracia, está dividida en diferentes partes en las cuales se contemplan 30 casos prácticos agrupados en cuatro secciones: la “difícil” divisoria entre lo normal y lo patológico, que incluye la evaluación de la capacidad mental de los pacientes; los problemas éticos del tratamiento psiquiátrico, ya sea hospitalario o ambulatorio; los “más importantes y frecuentes” dilemas éticos de la psicoterapia; y las crisis de las personas y la capacidad de los profesionales para mediar en estos conflictos.

“En su elaboración hemos tenido un enorme interés en que no fuera sólo Psiquiatría, entendida como una disciplina médica, si no que también cubriera el flanco de la Psicoterapia. Por tanto, el trabajo pretende enseñar el procedimiento del análisis ético de los problemas, más allá del derecho”, ha explicado Gracia.

LA PSICOTERAPIA EN ESPAÑA TIENE UNA “BAJA” IMPLANTACIÓN

Ante este escenario, la psicoterapia ocupa un lugar “destacado” ya que, tal y como ha analizado el psiquiatra Fernando Santander, es el proceso de comunicación interpersonal entre un terapeuta y una persona necesitada de ayuda por un problema de salud mental que tiene como objetivo producir cambios para mejorar el estado del paciente.

Ahora bien, y pese a que su finalidad es terapéutica, el experto ha lamentado que actualmente la comunidad no sepa definir si la psicoterapia es una ciencia o un saber racional, lo que hace que, entre otros asuntos, su implantación en España sea “muy baja” a pesar de la creciente demanda por parte de la sociedad de esta disciplina.

“En este momento están predominando las escuelas conductuales y cognitivas conductuales en las facultades de Psicología, lo que perjudica la enseñanza de la psicoterapia, la cual creo que no debería ser excluyente y debería tener el mismo valor que la farmacología”, ha recalcado Santander.

Por otra parte, el presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud se ha referido a la psicofarmacología y ha comentado que, a pesar de los “enormes avances” de esta disciplina, los medicamentos que se utilizan en Psiquiatría son, por lo general, “muy inespecíficos”, ya que se usan en patologías “muy distintas” y producen “muchos” efectos indeseados que, a veces, pueden perjudicar al paciente.

“De ahí, la necesidad de manejar el arsenal farmacológico con prudencia, evitando tanto la medicalización como la producción de enfermedades o efectos patológicos como consecuencia de la utilización de remedios pretendidamente terapéuticos”, ha señalado,

Finalmente, Gracia ha insistido en que, por sí misma, la enfermedad es un “asunto moral” ya que, por ejemplo, plantean el “grave” problema de los trastornos en la capacidad de procesar la información. “El vector emocional también puede alterarse, modificando en mayor o menor medida la capacidad de evaluar o valorar las situaciones y, por tanto, de hacer proyectos autónomos y responsables. Es el caso de las depresiones graves o de las fases maníacas y depresivas en el trastorno bipolar”, ha zanjado.