La autoestima y el optimismo influyen en la depresión tanto de los pacientes que sobrevivieron a un ictus como de los cónyuges o personas que cuidan de ellos, y ambos deberían recibir un tratamiento conjunto, según un estudio reciente presentado en la Conferencia Internacional 2013 de la Asociación Americana de Ictus.

Los investigadores realizaron un seguimiento a 112 personas que sobrevivieron a un ictus con depresión y a sus parejas durante hasta ocho semanas después de haber sido dados de alta del hospital. La edad media de los pacientes era de 62 años, y el 66 por ciento eran hombres.
La edad media de los cónyuges que cuidaban a los pacientes era de 60 años, y el 66 por ciento eran mujeres.

"Normalmente nos hemos concentrado en cómo se encontraba el superviviente a un ictus, pero hallamos que la autoestima y el optimismo del cónyuge que cuida de él mantienen una relación con la depresión del paciente", afirmó la autora del estudio Misook Chung, profesora asociada de la Facultad de enfermería de la Universidad de Kentucky, en un comunicado de prensa de la Asociación Americana del Corazón. "Cuando el cónyuge cuenta con un nivel alto de autoestima y optimismo, el paciente tiene un nivel más leve de depresión", comentó Chung.

El efecto que los cónyuges pueden tener sobre la depresión de los supervivientes a un ictus a menudo se ha ignorado, según el comunicado de prensa, pero este estudio se centró tanto en los pacientes como en cónyuges que cuidaban de ellos, considerando a ambos como una unidad, en lugar de individualmente.

"Se necesita intervenir no solo con respecto al paciente, sino también al cónyuge que cuida de él, a fin de maximizar las mejoras del paciente", aseguró Chung. "Mantener un punto de vista optimista es muy importante no solo para el paciente sino también para su pareja, para que la calidad del cuidado del paciente mejore".

Etiquetas →  

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario

Guías

Vídeos

Portada de El lenguaje está diseñado para confundirnos
El lenguaje está diseñado para confundirnos

Capítulo 119 del Programa Redes. Hablar de la mente humana en singular podría ser un error. Nuestra mente es una colección de módulos que surgieron a lo largo de la evolución como soluciones adaptativas a distintas situaciones. Según Robert Kurzban, psicólogo evolucionista de la Universidad de Pennsylvania y autor del libro «Why everyone (else) is a hypocrite» (por qué todos los demás son hipócritas), vivir equivocados puede no ser tan malo como parece, particularmente para una especie tan social como la nuestra.

Asociaciones de pacientes

Anadahi

Asociación de Niños y Adultos con Déficit de atención, Hiperactividad e Impulsividad

AMFE

AMFE es una asociación mendocina constituida por familiares de pacientes esquizofrénicos, unidos para ayudarse y ayudar a mejorar la salud mental de los familiares que padecen la enfermedad.

Webs de interés