Libro donde los autores recopilan una serie de capítulos elaborados por colaboradores profesionales de Salud Mental tanto del ámbito de la práctica clínica como del ámbito universitario y en el que se expone toda una serie de enfermedes médicas que cursan con síntomas o trastornos depresivos, y se aportan los criterios del DSM-IV y CIE-10 como elementos básicos.

El principal aspecto, quizás la idea original del libro, es el diagnóstico diferencial junto a la consideración de la coexistencia en la patología médica de alteraciones psiquiátricas o psicológicas y eliminar la tradicional polarización de lo médico vs psíquico, a lo cual se añade la importancia del aspecto terapéutico que ésto conlleva. Es de destacar el siguiente comentario en el prefacio del libro: “Depresión y ansiedad pueden tener un origen médico no psiquiátrico, a veces presentarse en el tiempo y en el mismo paciente juntamente con una enfermedad médica, o finalmente ser una consecuencia emocional de un trastorno no psicopatológico”.

Se hace una revisión inicial de la relación entre depresión y enfermedad médica, en este capítulo se refleja lo relevante de la depresión, la interrelación entre depresión y ansiedad y lo importante del diagnóstico diferencial entre ambos trastornos, las quejas psicosomáticas en los cuadros depresivos, aspectos psicológicos y conductuales que inciden sobre patologías médicas, factores asociados a los trastornos depresivos, el tratamiento de la depresión en pacientes con patologías médicas, prevalencia, incidencia y comorbilidad de la depresión.

Posteriormente se exponen los trastornos depresivos en patologías médicas como cardiología, dermatología, gastroenterología, geriatría, neurología, obstetricia y ginecología, oncología, reumatología y SIDA; a ello se une el empleo de fármacos antidepresivos en el paciente con tales patologías médicas, en este apartado considerar aspectos como los criterios generales para la elección del tratamiento antidepresivo en el paciente con patología médica, aspectos farmacodinámicos, farmacocinéticos y los tratamientos antidepresivos de elección en función de cada patología médica; del mismo modo, se exponen los criterios generales que la CIE-10 y el DSM-IV utilizan para considerar la existencia de trastornos del estado de ánimo; también se recopila un breve glosario de términos psiquiátricos útiles en patología médica; para finalizar un detallado índice alfabético de materias que permite una búsqueda en el libro de palabras clave. La bibliografía es minuciosa y se refleja al final de cada capítulo.

El libro no se limita a una terminología puramente psiquiátrica en sí misma, sino que convergen los aspectos médicos, psiquiátricos, psicofarmacológicos y psicológicos. Se hace mención en casi todos ellos a características de personalidad y al riesgo de suicidio.

Como conclusión, apreciar que el texto es de fácil lectura, con un contenido rico y de calidad científica, se aporta como idea elemental que la asistencia al paciente con una enfermedad física y/o psíquica ha de ser multidisciplinar y donde el diagnóstico diferencial es un punto de partida para que la terapéutica sea efectiva y la calidad de vida del paciente sea el objetivo principal.

Etiquetas →  

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario

Vídeos

Redes 42: La receta para el estrés - neurociencia

Solemos pensar que el estrés es malo, "pero sin él no estaríamos vivos", comenta la neurocientífica canadiense Sonia Lupien, fundadora del Centre for Studies on Human Stress en el Douglas Hospital de Montreal, Canadá.

Asociaciones de pacientes

Adaner Murcia

Asociación en Defensa de la Anorexia nerviosa y Bulimia de la Región de Murcia.

Anadahi

Asociación de Niños y Adultos con Déficit de atención, Hiperactividad e Impulsividad

Webs de interés

Cuidar en Oncología

Web de la SEOM cuyo objetivo es lograr un paciente con mayor autonomía y más implicado en las decisiones relacionadas con su tratamiento al tiempo que dispone de consejos y guías útiles para resolver sus dudas.