Comunicaciones


52-CO-F


Enfermedad Iatrogénica. Un Diagnóstico a tener presente.
Autores:
  • R. Zarina.

    Psiquiatra de Niños y Adolescentes. Psicoterapeuta Psicoanalítica. Psicoterapeuta Habilitante de la Asociación Uruguaya de Psicoterapia Psicoanalítica. (AUDEPP). Psiquiatra de CASMU: Centro de Asistencia del Sindicato Médico del Uruguay.



Introducción

El caso clínico que presentamos es complejo. En el mismo se han planteado múltiples diagnósticos, con los consiguientes cambios de medicación ante la reacción del paciente a los fármacos indicados. Esto se da sin haber una buena evolución, al contrario, se llega a la internación del mismo. Uno de los objetivos fundamentales de ser presentado aquí, es tener una instancia de reflexión frente a lo que hacemos, como lo hacemos, porque lo hacemos y preguntarnos ¿ por qué medicamos? ¿La angustia de quién se acalla? Debemos reflexionar juntos los profesionales de la Salud Mental, acerca de la importancia de una anamnesis que nos permita ejercitar el arte de la escucha para poder realizar un correcto diagnóstico y eficaz tratamiento, ya que hubo varios períodos en la vida de nuestro paciente a quien le pondremos de nombre Daniel, en que la omnipotencia y el sentido de propiedad que tenemos los médicos con respecto a nuestros pacientes, llevó a un trabajo individual, no interdisciplinario, que hubiera enriquecido y beneficiado a ambos: médicos y paciente.

No fue fácil para ninguno de los profesionales que intervinieron en el diagnóstico y tratamiento: Neuróloga, Psiquiatra de Niños y Adolescentes, y Psiquiatra de adultos, - la situación de internación de este paciente en un Sanatorio Psiquiátrico privado. Nos parece importante compartir con los colegas Psiquiatras las dudas, las angustias y los cuestionamientos que hemos tenido, ante un paciente portador de múltiples informes médicos, no siempre coincidentes, que han conducido al diagnóstico, entre otros, de Enfermedad Iatrogénica.

Enfrentarnos a nuestros propios faltas, implica un autoanálisis necesario para evitar futuros errores, en beneficio de un mejor ejercicio de nuestra profesión. Destacamos lo imprescindible del trabajo interdisciplinario y sobre todo la comunicación entre colegas, que hace posible un enriquecimiento mutuo.

 

Historia longitudinal.

Los entrecomillados en el texto que sigue son copia de la documentación aportada por la madre y el resto es el relato de la misma.

En la gestación de Daniel su madre tenia 28 años y su padre 31 años de edad. La madre no informó del embarazo a su pareja produciéndose separación de la misma. El parto fue a término por cesárea, al parecer por sufrimiento fetal con cianosis neonatal. Peso al nacimiento 5k500grs. Incubadora 48hs. Alta a los tres días.

Desarrollo psicomotor aparentemente normal: marcha entre los 9 y 13 meses, primeras palabras al año y frases cortas a los dos años. Buen humor, juego, sueño y alimentación s/p.

2 años: Inicia Jardín de Infantes donde concurre hasta los cinco años. Convulsiones: dos crisis generalizadas y una crisis parcial motora breve. Inicia tratamiento con Primidona y Carbamazepina por indicación de Neuropediatra.

A partir de las crisis convulsivas: regresión de conductas adquiridas: inestabilidad en la marcha, caídas frecuentes, retraso en el lenguaje, comienzo de dificultades en la relación social y trastornos del sueño. Consulta con Pediatra siendo medicado con Propericiazina. Nueva pareja de la madre, sin convivencia, con buena relación con el niño.

4 años: " Poca integración social. C. I. Normal, bajo rendimiento, trastornos del lenguaje. Baja tolerancia a las frustraciones. Enuresis primaria. Figura paterna inexistente. Convive con su madre, abuelos maternos, tía materna"

5 años, 5 meses. Cursa Jardinera en Escuela Pública. Dificultad de integración. Bajo rendimiento escolar. Pase a escuela común.

6 años 1 mes ( oct./89). Consulta con Neuropediatra: " Exámen: PC. 53cms (P 97). Actitud inapropiada durante la consulta. Hiperkinesia importante, agresividad contenida. Dislalias. Se entiende poco su lenguaje. Conoce derecha - izquierda. Gessell ubicable en nivel de 5 años. Difícil de evaluar. No se dejó examinar. Coordinación aceptable para su edad; en algún momento de la entrevista le dice "papá" o "abuelo" al médico. En suma:
Sindrome de atención dispersa con hiperkinesia y falta de límites. Dislalias. Importantes trastornos de la dinámica familiar.

 

Indicaciones

Re - educación psicomotriz y de foniatría. Comentarios: Sin poder descartar síndrome de disfunción cerebral mínima, hay elementos funcionales importantes. Debe continuar en terapia fliar. Si luego de esto persistieran Trastornos Conductuales, estaría indicado apoyo medicamentoso."

6 años, 5 meses. Ingresa a Escuela Pública común. Concurre 5 meses, siendo derivado al Departamento de Diagnostico de Primaria. Examinado por Neuropediatra y Psiquiatra es medicado por este ultimo con Tioridazina gotas. Se otorga pase a Escuela Especial continuando reeducaciones referidas. 

6 años, 10 meses: Ingresa a Taller de Educación Natural e Integral en un Departamento del Interior del país.

Integración paulatina. En esta fecha aproximada se retira medicación antiepiléptica. Sigue en control neuropediátrico.

8 años, 6 meses. Nacimiento de su hermano. El control neuropediátrico manifiesta mejoría 9 años, 6 meses. El control neuropediátrico señala mejoría. "Wisc: CI. Verbal 57. CI ejecutivo 44. CI global: 46.

EMPM: aproximadamente 5 años."

10 años, 3 meses. Informe del Taller donde concurre: "Incorpora conocimientos, números hasta el 4. No trabaja sin estímulos. Imita plegado y recortado simple. Inicia repasado de letras. Inicia esbozo de figura humana.

Hiperactivo. Dispersión atencional. Baja tolerancia a las frustraciones. Impulsividad. Concurre a natación"

10 años, 6 meses. Cambio de Técnicos que lo asisten y cambio de escuela.

10 años, 7 meses Consulta Privada (1ra.) Diagnóstico de Psiquiatra Infantil: "Déficit armónico del desarrollo no secundario a bloqueo emocional. Juego no creativo pero no desorganizado. No hay elementos de psicosis.

Posibilidad de tratamiento con Nootropil."

10 años, 9 meses. Diagnóstico Neurológico: " Seudo retardo por grandes alteraciones emocionales. Agresividad.

Gran labilidad emocional. Wisc 50 armónico. Marcha en tandem alterada. Ingresa a Escuela y Taller en Montevideo.

11 años. Nueva consulta con Psiquiatra Infantil (2da.) que mantiene diagnóstico realizado hace 5 meses: "Déficit armónico no secundario a bloqueo emocional."

11 años, 10 meses a 13 años, 1 mes, en tratamiento con Psiquiatra Infantil:

" Enuresis nocturna primaria, llanto frecuente. Intolerancia a frustraciones. Dificultad en puesta de límites.

Hiperactividad. Dispersión. Rivalidad con hermano de tres años. Dificultad de inserción social. Nuevo test: CIV 69. CIE 55 CIG 59. Piaget: período preoperatorio EMPM por debajo de 5 años "

 

Diagnóstico

Retardo Mental. Trastornos perceptivo motrices y del lenguaje. Trastorno en el desarrollo de su personalidad con un yo frágil incapaz de controlar sus impulsos agresivos, ansiedad, elementos depresivos generados por la ambivalencia de los vínculos con su familia (s/t con la madre, celos con el hermano y padrastro. Familia poco continente que no ha podido saber como relacionarse con él."

"Tratamiento: Indicación de Psicoterapia familiar e individual. Continuar con tratamientos de reeducación emprendidos."

"Tratamiento Farmacológico: Levomepromazina: 25 mgr. 1/2 compr. dos veces al día aumentando en forma progresiva. Carbamazepina 200 mgr tres veces al día. Imipramina 25 mgr dos veces al día. Pipotiazina 25 inyectable cada 20 días."

Este tratamiento se mantiene hasta que vuelven a cambiar de mutualista a la edad de trece años dos meses, para seguir en atención mutual con el Neuropediatra que lo atendía en forma privada. En esta nueva institución es atendido por otro Psiquiatra Infantil quien instaura el siguiente tratamiento farmacológico: Propericiazina 2,5 mgr. Tres veces al día. Levomepromazina 25 mgr. Tres veces al día. Haloperidol 2 mgr. Dos veces al día. Profenamina 1 compr. Día. Imipramina 1 compr. Día. Oxibutinina 2 compr. Día

13 años, 10 meses. Presenta crisis de excitación psicomotriz y agresividad por lo que se consulta en emergencia.

La madre relata que le informaron que Daniel era portador de Psicosis Infantil. Recibe inyectable intramuscular que lo seda.

Presentación de Daniel julio/97.

Púber correctamente vestido que tiene un desarrollo físico acorde a su edad cronológico. No responde a sus datos filiatorios. Su observación sugiere desde el inicio ser portador de un déficit intelectual: por su expresión facial (mirada, sonrisas inmotivadas), sus dislalias y su inadecuación a la circunstancia de entrevista, sus gestos incomprensibles,(protrusión de lengua, se pasa la mano y esparce sus secreciones faciales por el rostro), su dificultad y /o su incapacidad para relacionarse con la entrevistadora y juguetes ofrecidos. Los toca, pero no los nomina, salvo las figuras sexuadas que toca sus genitales y ríe. No hace dibujo simbólico, solo rayas que no contesta que son. Copia algunas letras. No escribe su nombre. Interrumpe continuamente siendo muy difícil dialogar con la madre en su presencia, dado que además toca todo lo del consultorio, queriendo romper y sacarme el útil con el cual estoy tomando notas. Llama la atención su cara redonda similar a su madre teniendo ambos el mismo corte de pelo. La implantación dentaria es atípica: piezas dentales separadas. Existe una actitud francamente ambivalente entre el paciente y su madre. Por parte de él las exigencias son continuas hacia la misma, con francos desafíos, seguido de besos y abrazos. Del lado de la madre incapacidad de ponerle límites y luego críticas, quejas y manifestaciones de sentirse desbordada. En algunos momentos se sube a la falda de la madre y esta lo abraza como a un bebé.

Como muestra de las dificultades de abordaje de este paciente y su familia les contamos que le damos la ultima hora de consulta porque al final de la misma o se duerme profundamente y demoramos varios minutos esperando a que despierte o sino, pide permanentemente quedarse, negándose a retirarse del consultorio. En una oportunidad ha roto una puerta de vidrio de la biblioteca del consultorio al sentarse bruscamente sobre el sillón corriéndolo hacia atrás en un mismo acto.

Núcleo familiar: Púber de 13 años, 10 meses de edad. Convive con su madre, su hermano de 5 años y el padre de este niño. Padre biológico ausente; desconoce la existencia del hijo. Nivel socio económico medio a pobre.

Madre y cónyuge: obreros. Pareja estable desde hace 12 años, conviven desde hace 8 años.

Viven en apartamento de tres ambientes. Cohabitación de ambos hijos. No colecho.

Nivel cultural medio.

Siempre han tenido atención médica. Por diferentes causas han cambiado de mutualistas: cierre mutual determina el primer cambio a la edad de un año y medio de nuestro paciente. A la edad de 11 años nuevo cambio mutual para recibir asistencia integral y a los trece años ingresa a otra mutualista en busca de soluciones médicas con el pedido de copia de diagnósticos y exámenes para hacer consulta en el Extranjero. Es posterior a esta crisis que vuelven a consultar al Psiquiatra Infantil que nos los deriva para diagnóstico y tratamiento.

Primer Informe Médico a la madre en julio/97:

Estamos en presencia de un joven portador de síntomas que tanto pueden corresponder a la esfera neurológica como psiquiátrica y que por el momento no podía aportarle un diagnóstico preciso: que me diera tiempo para ello.

Actualización de la consulta neurológica dado que quizás fuese necesario tratarlo en esa área específica puesto que solo estaba recibiendo medicación psiquiátrica en el momento actual.

Que ha sido atendido por diferentes profesionales con diferentes medicaciones y que en el momento actual si ella está de acuerdo comenzaríamos a disminuir y quizás retirar algunos fármacos a los efectos de poder determinar cuales de ellos eran más eficaces para el paciente. Que no era fácil decidir cual era la medicación más útil y que los otros profesionales que lo habían atendido habían indicado lo adecuado en el momento preciso, pero que en este momento yo prefería dar menos medicación para tener más claro cuales eran los padecimientos de su hijo.

Que era necesario ver al núcleo familiar: su otro hijo y su pareja.

Orientación en pensión permanente y boletos gratuitos utilizando para los trámites el último diagnóstico recibido por ella que era el de Psicosis Infantil.

Entrevista con la Psicoterapeuta tratante.

Continuación del tratamiento psiquiátrico materno dado que recibe ansiolíticos y antidepresivos y estaba muy angustiada.

Uniendo la enfermedad actual con la historia longitudinal, las primeras interrogantes planteadas en julio /97 fueron:

1.¿ qué valor darle al diagnóstico de psicosis con el cual concurre a mi consulta?

2.¿ qué valor darle a las crisis que tuvo en su primera infancia?

3.Aunque no tenga crisis ¿ puedo olvidar que este paciente las tuvo?

4.¿ cuánto incide en alguno de los síntomas, las altas dosis de neurolépticos y otros fármacos administrados a este paciente a lo largo de su vida?

En forma progresiva en las diferentes entrevistas, fuimos disminuyendo hasta suprimir el aporte de: Oxibutinina; Imipramina; y Propericiazina.

Permaneciendo con:

Levomepromazina: Neuroléptico fenotiazínico como sedante.

Haloperidol ( butirofenona) usado como coadyuvante para la ansiedad, insomnio y trastornos de conducta no psicóticos. Aumenté a 4 mgr./día.

Profenamina: Parsidol como efecto antiparkinsoniano por el aporte aumentado de haloperidol

No obstante esta medicación el paciente no mejoró. Realicé primera interconsulta con Psiquiatra mutual, quien sugirió sustituir el Haloperidol por Pimozida (Orap Forte) medicación que podría aportarse hasta 3/día y

Tioridazina (Serc) hasta 300 mgr./día.

En la noche Clorpromazina y Fenergán. Tampoco presentó mejoría.

Comienzan las consultas por crisis de excitación psicomotriz recibiendo en cada una de ellas medicación vía parenteral y según la madre Haldol Decanoas por Psiquiatra del Servicio de Emergencia.

A fines de marzo fallece su abuelo paterno y días después presenta convulsión generalizada tónico clónica con pérdida de control esfinteriano. Visto en emergencia se yugula la crisis, se realiza TAC s/p, RNM s/p y E.E.G realizado 48 hs posterior a la crisis cuyo resultado es patológico: " Trazado parasitado por movimientos oculares y artefactos musculares. En vigilia la actividad de fondo esta constituida por ritmos lentos monomorfos de la banda theta y delta de 2-4 hertz de frecuencia, desorganizados, con poca diferenciación regional, no reactivos, simétricos en ambos hemisferios. Espontáneamente se observan frecuentes espinas onda lenta y puntas ondas lentas de alto voltaje sobre las regiones frontal y central de ambos hemisferios, simétricas y sincrónicas. No pudo realizarse activaciones".

Se solicita control con Neuropediatra. Comienza tratamiento con Fenitoína 300 mgr. Día. No repite crisis.

La sintomatología descripta sigue incambiada por lo cual solicito interconsulta con Prof. Psiquiatra Infantil que lo había visto a los 10 y 11 años de edad quien sugiere aportar Clozapina y Carbamacepina. Se aporta Clozapina.

Internación a los 7 días en Sanatorio Psiquiátrico por insomnio pertinaz y crisis permanente de excitación psicomotriz que motivaron varias consultas sucesivas en emergencia, recibiendo en todas medicación vía parenteral que desconocemos. Es internado con medidas de contención, Diazepán, Nozinán, Fenergán i/m cada 8 hs y Dormicún i/m sin poder calmarlo.

Planteos diagnósticos en sanatorio psiquiátrico:

1.Pensamos que la dosis recibida de Clozapina fuese insuficiente. Se aumenta dosis a 50 mgr.

2.Consultamos telefónicamente a Dra. Encargada del Laboratorio Novartis a efectos de recabar información sobre acciones adversas de la Clozapina (Leponex). Se nos informa de la inconveniencia de aportar esta medicación con Neurolépticos y de no aportar Fenitoína. Que la sintomatología del paciente no cree sea debida al aporte de la Clozapina.

3.Pero el paciente había recibido en emergencia en esos días variada medicación parenteral entre otros, neurolépticos y además estaba siendo tratado con Fenitoína por su epilepsia.

4.Consulté en Diálogos de Latín - Psych vía Internet y me informan Psiquiatras y Neurólogos desde Suecia y España que en algunos casos, la Clozapina produce como reacción adversa, insomnio, excitación y confusión. Frente a estos aportes decidí suprimir esta medicación.

5.A las 24 horas del ingreso ya llevaba 6 días sin dormir con agitación continua, gritos y llantos, lenguaje por momentos incomprensible, hetero y autoagresividad lo que determino continuar con medidas de contención.

6.Primer diagnóstico presuntivo: ENFERMEDAD IATROGENICA REAGRAVADA

7.Resolución de suprimir: Diazepán, Dormicun, Fenergán y Nozinán.

8.Planteo de Electroconvulsoterapia con Clonazepán (ansiolítico benzodiazepínico, Rivotril) llegándose a aportar 60 mgr./día en dosis progresivas. En total se realizaron 12 sesiones de E.C.T (1ª. 2/6 y última el 24 de junio) continúa con 300 mgr. Fenitoína / día.

9.Desde el 1 de junio visto por cardiólogo recibió amiodarona (Miodorit). Consultado este profesional dado que frente al planteo de Iatrogenia pensábamos aportar solo la medicación que fuese imprescindible el día 6/6 este profesional suspende dicha medicación. Suprimimos además Parsidol.

La observación clínica permitió determinar un segundo diagnóstico:

Resistencia o reacción paradojal a la medicación antipsicótica típica y atípica.

Enfermedad Iatrogénica " por Concausa"

A fin de investigar etiología de estos trastornos, (si bien existe el antecedente de parto por cesárea, la documentación obtenida no coincide con los datos aportados por la madre de sufrimiento fetal con cianosis, planteando etiología genética o metabólica.

Como tercer diagnóstico seguimos manteniendo el realizado desde policlínica:

Epilepsia y retardo mental.

También la evolución nos permitió realizar el cuarto diagnóstico:

Reacción paradojal a las benzoidazepinas. Enfermedad latrogénica por "Concausa"

La suspensión de las benzodiazepinas permitió el sueño espontáneo.

A los veintiocho días de internación al no haber obtenido mejoría franca del cuadro clínico y persistir con medidas de contención, realizamos otra interconsulta con Profesor de Psiquiatría y Neurología quien nos manifiesta que el tratamiento instituido de Carbamazepina y Acido Valproico era correcto y emite el quinto diagnóstico:

Encefalopatía que se manifiesta alternativamente con epilépsia en la infancia y trastornos del comportamiento en la pubertad (EJE III DSM IV9. Retraso mental asociado a enfermedad médica).

Tratamiento neurológico instituido.

Valkote 250 mgrs/día, aumentando progresivamente hasta llegar a 1.250 mgrs / día.

Disminución progresiva de Comitoína Simple de 300 mgrs / día, hasta la supresión total de la misma.

Carbamacepina 600 mgrs / día, aumentándolo hasta llegar a 1.200 mgrs / día.

A los cuarenta días se suspenden en forma definitiva las medidas de contención.

Resumen de alta. 15 / 7 / 98.

Paciente de 14 años 10 meses de edad; púber que ingresa por primera vez a Sanatorio Psiquiátrico el 31 / 5 /

98, por crisis de excitación psicomotriz que requirió medidas de contención.

Por la existencia de múltiples estudios y diagnósticos no siempre coincidentes a lo largo de su historia y por haber recibido variados tratamientos con múltiples técnicos, realizamos a lo largo de la internación diversas interconsultas, aspirando a realizar un diagnóstico único, a fin de instaurar un tratamiento adecuado.

Este proceso llevó a una solicitud de ampliación del período de internación en un total de 45 días. Esta solicitud que fue aprobada y redundó en beneficio para el paciente. Permitió la misma llegar a una estabilización del cuadro clínico, otorgándose el alta en el día de la fecha en domicilio.

Fue una situación de internación de difícil abordaje y difícil toma de decisiones, que se hicieron en interconsulta con: Psiquiatras, Neurólogos, Pediatras y Médico Genetista.

Se establecieron los siguientes diagnósticos:

1.Afección cerebral orgánica que se expresa con crisis epiléptica y descontrol de sus impulsos (Eje III, DSM IV)

2.Retardo Mental moderado con trastornos de lenguaje, psicomotrices y dispersión atencional

3.Reacción paradojal a las Benzodiazepinas.

4.Resistencia ¿reacción paradojal? a los Neurolépticos.

Tratamiento instituido: medidas de contención. Rivotril 15 compr. Día luego disminución hasta suprimir; Ac.

Valproico (Valcote) en dosis progresiva hasta 1.250 grs. Día. Carbamacepina (400) 1.200 grs. Día.

Ex. Solicitados: Screening metabólico a fin de determinar etiología de sus trastornos. Todos los estudios sugeridos por Médico Genetista se realizaron y los resultados obtenidos no configuraron ningún síndrome patológico determinado.

Mapeo cerebral ( a realizar en oct.98) Estudio Neuropsicológico (15/7/98) Ex. De sangre: Ac. Valproico y carbamacepina en sangre (rango terapéutico) Fondo de ojo s/p.

Profesionales actuantes: Prof. Psiquiatra de adultos; Neuróloga de Adultos; Psiquiatra de Niños y Adolescentes; Electroconvulsoterapista y Dr. en Medicina General. Prof. Consultantes: Prof. en pediatría; Prof. de Psiquiatría; Dra. Genetista

Indicaciones: Alta para domicilio, con acompañante terapéutico varón. Psicoterapia de apoyo. Control con Neuróloga. Control con Psiquiatra Infantil.

Medicación: Valcote 500 : 625 mgr. H. 8 y 625 mgr. H. 20 Carbamacepina (400): 400 mgr. H.8 y 800 mgr. H.20

 

Conclusiones.

Destacamos en este trabajo la importancia del diagnóstico de Iatrogenia Desde policlínica realizamos entre otros el diagnóstico de "Enfermedad iatrogénica por falibilidad o error médico". Y en sanatorio:" Enfermedad Iatrogénica Reagravada y por Concausa. Estas dos últimas formas también nos competen. El saldo positivo de este trabajo es reconocer las mismas para evitarlas en casos similares. Las tres formas mencionadas no tienen Responsabilidad Profesional; pero convergen en el paciente y causan perjuicio por eso destacamos la necesidad de reconocerlas.

 

REFERENCIAS

1. Bayardo, E. La internación compulsiva. En: III Jornadas de Responsabilidad Médica (II) La "lex artis" y la norma jurídica. P. 48. En Noticias No. 96. Dic.98. Organo Oficial del Sindicato Médico del Uruguay.

2Berro, G.; de Pena, M.; Mesa, G. Consentimiento Médico. En: Medicina legal. Pág. 231-245. AEM. Montevideo. 1995.

3. Bespali,Y. Derechos de los pacientes. En Medicina Legal. pp: 193-98. Oficina del Libro. AEM. Montevideo. 1995.

4.Bolwig, T. ; Kragh, J. ; Jorgensen Osteen. Hippocampal Kindling: some structure. Activity Relationships. In: The temporal Lobes and Limbic System. P: 71-90 Trumble and Bolwig. Great Britain. 1992.

5. . 5) Bonnet citado por Borges, F.; Berlangieri, C.; Mesa, G.; En: Aspectos Médicolegales de la enfermedad Iatrogénica. En Medicina Legal. p: 289-294.Oficina del Libro. AEM Montevideo. 1995. 6) Botet, F; Arcas, R. Principales problemas de Pediatría Social. Yatrogenia.

6. 6) Botet, F; Arcas, R. Principales problemas de Pediatría Social. Yatrogenia. Iatrogenia. En: Tratado de Pediatría. M. Cruz. 7ma. Ed. Vol. II p: 2021.Espaxs Barcelona 1994.

7. 7) Botturi, N. Intervención vía E- mail en Latin -Psych sobre ECT (1998) nbotturi@mednet.or.uy

8. Carta Médica: Medicamentos que producen síntomas psiquiátricos. En Suplemento de la Revista Noticias No.68 pág. 45-8. Organo Oficial del SMU abril.1994 (The Medical Letter vol.35 pp: 899-901).

9. Cassarotti,H. El futuro de los pacientes psiquiátricos: ¿depende o no de un encuadre médico?. En: Revista de Psiquiatría del Uruguay. Vol. 62. No. 2. P: 7-15. Montevideo. 1998.

10. 10) Cavagna, N. ¿Qué es el Acompañante Terapéutico?. En Revista Dinámica de la Asociación Agentina de Psiquiatras (AAP) Vol. 1 No. 1 p. 73-80 Bs.As.1994

11. 11) Cavazos and Sturla. Pathology Anatomy in Epilepsy. (1990) In: The Temporal Lobes and Limbic System. p. 85 Petersfiel, Hampshire. Laboratorio Novartis Trumble and Bolwig. Great Britain. 1992.

12. 12) Ceretti,T. Intervenciones Psicoterapéuticas en Psicología Médica. El papel del Equipo Asistencial. P; 74-5. En: Psicología Médica. Temáticas II. Publicación de la Sociedad Uruguaya de Psicología Médica y Medicina Psicosocial. Montevideo1996.

13. 13) Código de Ética Médica. Montevideo. Sindicato Médico del Uruguay y Comunidad del Sur. Montevideo. 1994-95.

14. 14) Cruz, M. Fundamentos de Terapéutica Pediátrica. Iatrogenia Medicamentosa. En: Tratado de Pediatría. Vol.1. 7ma. ed. P: 52-55 Espaxs. Madrid. 1994.

15. 15) Cruz, M.; Pedrola, D. Convulsiones en la edad pediátrica. Epilepsia. En Tratado de De Pediatría. 7ma. Ed. Vol II p: 1813-27. Espaxs. Madrid 1994.

16. 16) da Rocha Júnior,M. Compliance. En: Compliance. Sobre o encontro Paciente - Médico. Goncalvez,P.; Zanini,A. IPEX Editora, Sao Roque. Brasil 1997. 195 p.

17. 17) De Ajuriaguerra, J. Manual de Psiquiatría Infantil. Masson, Barcelona, Cuarta edición 1993.

18. 18) Dorland´s Medical Dictionary. 27th. ed. Philadelphia: Saunders,1988.

19.19) Enciclopedia Salvat T. 7 Iatrogenia. P: 1749 Editores S.A. Barcelona 1978.

20. 20) Enciclopedia Salvat T. 10 Praxis. P: 2715 Editores S.A. Barcelona 1978.

21. 21) FARMANUARIO. Guía Fármaco - Terapéutica. Paso Alto. Alto Paraná Montevideo 1996. 638 p.

22. 22) Fernández, G.<<…porque el país anda cada vez peor…>> En páginas de Actualidad, escritas por Armando Oliveira en Noticias No. 85 p: 45-8 SMU Montevideo 1997

23. 23) Fernández, G. Mala Praxis. III Jornadas de Responsabilidad Médica. (I). La "lex artis" y la norma jurídica. En: Revista Noticias. Órgano Oficial del SMU. No. 95. P: 60. Montevideo.1998.

24. 24) Fernández Labriola, R. Aspectos farmacológicos de la utilización de psicofármacos. En: La salud mental del lactante, el niño y el adolescente en el s. XXI. Cambio y Desarrollo. P:

25. Encuentro Internacional de Psiquiatría de lactantes, niños y adolescentes y profesiones afines. Punta del Este 1993

25. Fernández; M. Aportes psiquiátricos y neurológicos en el caso Daniel desde Suecia. Latin- Psych 2/6/98 Manuel.Fernandez@UASPSYK.UU.SE

26. 26) Gargiulo, P. Aportes neurológicos al caso Daniel. Latin-Psych desde Argentina. 7/7/98. gargiulo@FMED2.UNCU.EDU.AR

27. 27) Garry,W; Rey, Joseph,M. An Epidemiological Study of the use of ECT in Adolescents. In: J.AM.ACAD Child Adolesc. Psychiatry, 36: june 1997. pp: 809-815.

28. 28) Gentile Ramos, I. Iatrogenia y Malpraxis. Temas de Bioética. En: Rev. Méd. Uruguay 1993:9:3-8. 29.

29) Goddard. Hippocampal Kindling: some structure. Activity Relationships. Bolwig,T.; Kragh,J.; Osteen,J. In: The Temporal Lobes and Limbic System.p: 7 Trimble,M and Bolwig,T. Wrghtson Biomedical Publishing Ltd Great Britain. 1992

30. 30) Gómez, E. El modelo biopsicosocial en la enseñanza de la psiquiatría de enlace. Acta Psiquiátrica Psicológica. América Latina: 30 (1): 65-70. 1984.

31. 31) Grille, A. Sobre Responsabilidad Médica. Error de diagnóstico. En: Noticias de SMU. No. 94. P: 55-9. 1998

32. 32) Hill,M; Curvoisie,H; Dawkins,K; Nofal,Ph. And Thomas,B. ECT for the Treatment of Intractable Mania en two Prepuberal Male children. In: Convulsive therapy 13 (2): 74-82 Lippincott-Raven Publishers. Philadelphia. 1997.

33. 33) Jakson, G. Nuevas Técnicas en resonancia magnética y epilepsia. En: Avances en Epilepsia. P: 22-32. Instituto Saleciano de Artes Gráficas. Montevideo. 1996. 34)

34. Kaplan Sadock Tratado de Psiquiatría. Inter Médica. 1998 

35. Kelley. Medicina Interna. Médica Panamericana. Bs.As. 1993

36. Korovsky, e. Iatrogenetosis en Psicoanálisis. En Temas de Técnica Psicoanalítica.p: 73- 82. Roca Viva. Montevideo. 1994.

37. Kuzniecky,R.; Jakson, G. Neuroimágenes en epilepsia. En: Avances en Epilepsia. P:2-21. Instituto Saleciano de Artes Gráficas. Montevideo. 1996

38. La Ética Médica. Normas. Códigos y Declaraciones Internacionales.. Montevideo. Sindicato Médico del Uruguay y CBA. 1984. 195 p.

39. Larroumet,C. Conferencias sobre Responsabilidad Médica. SMU 14 de mayo 1998 Artículo escrito por Diego Fisher. Revista Noticias. SMU.No. 93. P: 79-82.

40. LAT-PSY@MAELSTROM.STJOHNS.EDU Coordinadores: Héctor Biaggi Herrero Biaggi@BELLSOUTH-NET y Diego González Castanón diegos@satlink.com Diálogos Latinoamericanos con aportes psiquiátricos al caso clínico Daniel en junio y julio del Año 1998.

41. Lépori, R. P.R. Vademécum. Noritel S.A.Montevideo. 1998. 1026 p.4

42. López Mercao,J. Mala Praxis. II Jornadas de Responsabilidad Médica (I) La "lex Artis" y la norma jurídica. En Noticias No.95 P: 59-64. SMU Montevideo 1998

43. Mateos, A. Aportes psiquiátricos al caso clínico Daniel desde España. Latin-Psych- 2/6/98. amateos@NIL.FUT.ES

44. Mazzei, E. El concepto de iatrogenia. Pren. Méd. Argent., 57: 1060. 1064. 1970.

45. Mesenger,L. Capacidad diferente. Proceso de integración de un discapacitado. En: El Espejo. Publicación Oficial de la Asociación de Estudiantes de Medicina. AEM Año 1 No. 4 Montevideo. 1997.

46. Moizeszowicz,J.; Frieder,P.; Zaratiegui,R. Tratamientos Somáticos No Farmacológicos. Psicofarmacología Psicodinámica IV. P: 550-6. Paidós. Bs. As. 1998.

47. Moizeszowicz, J; Guala,S. Glosario de términos y Abreviaturas en psiconeurobiologia Kindling. En Psicofarmacología Psicodinámica IV. P: 108-9. Paidós. Bs. As. 1998.

48. Montano Gómez. Citado por Borges,F; Berlangieri,C.; Mesa,G. En Aspectos Médico legales de la enfermedad iatrogénica. La "Lex Artis". En: Medicina Legal. p: 291. Oficina del Libro AEM. Montevideo. 1995.

49. Moszenberg, A. Consideraciones sobre Etica Médica. En: Medicina. Mautner. Centro Editor de la Fundación Favaloro. Bs. As. 1998.

50. Nurcombe,B. Malpractice. In: Lewuis, M. Child and Adolescent Psychiatry. Baltimor Williams and Wilkins, 1996. P: 1134- 1149.

51. Orrego Bonavita,M. Criterios clínicos EEG para el uso de CBZ y VAL en Neuropsiquiatría. En Jornadas Científicas en Psiquiatría. Resúmenes de los Trabajos presentados. P: 14-5 Oct. 1996. Montevideo.

52. Otegui, J; Lyndorf-Pike, A; Zurmendi,P; Save,P; Flores, D.; Castro (1995) Electroconvulsive Therapy (ECT) in adolescents and children in private hospitals in Montevideo (Uruguay). Convulsive Therapy 11:73.

53. Paulino, Ph. Troubles Psychiatriques d órigine médicamenteuse. Encycl. Méd. Chir. (Paris, France) Psiquiatrice 37-875-B-10, 1993. 8 p. 

54. Pichot P (coordinador). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. (DSMIV). Trastornos Generalizados del Desarrollo. P69. Masson. Barcelona,1995

55. Principios Éticos de AUDEPP. Fin de Siglo. Montevideo 1998.

56. Puig Quadrelli, R. Mala Praxis. Demandas por Responsabilidad Médica. Las razones de Incremento. En Noticias No. 95 P:66-8. SMU. Montevideo 1998.

57. Pujó, M. Etica de la medicación. En: Psicoanálisis y el Hospital. P: 84-90. Año 5 No. 9 Talleres Gráficos Su Impres. Bs. As. 1996.

58. Puppo Touriz; Martínez Pesquera; Cestaro de Ramírez. Aspectos Psíquicos de la Rehabilitación. En Revista de Psiquiatría del Uruguay. No. 47. No. 280.P: 141- 154.  

59. Puppo Touriz.H.; Puppo Bosh,D. Problemas éticos de la investigación Psicofarmacológica. En: Revista de Psiquiatría del Uruguay, 48: 115-124,1983.

60. Ramos, H. Abordajes Interdisciplinarios en el Hospital Público. En la Salud Mental y El Hospital Público. p: 27-30- Polemos Bs.As. 1998.

61. Ricciardi,N.; Berro,G.; Borges,F.; Pintos,I.+. Documentos Médico - Legales. Historia Clínica. En: Medicina Legal. Pág. 277.281. Oficina del Libro. AEM. Montevideo. 1995.

62. Schmitz,B. Psychosis and Epilepsy: The link to the temporal lobe. In: The temporal lobe and the Limbic Sistem. P: 149-167. Trimble, M.;Bolwig,T. Wrighton Biomedical Publishing Ltd. Great Britain. 1992.

63. Segura, J.A. Aportes psiquiátricos en el caso Daniel desde Canadá. Latin - Pysch. segura@cam.org

64. Seoane, P. La culpa médica. P: 268-277. En: Psiquiatría Forense. Sexología. Praxis. Revista de la Asociación Argentina de Psiquiatras (AAP) Vol 2 No.4 Bs.As. 1996.

65. Staffieri, D. Qué debe entenderse por Iatrogenia. En: El concepto de Iatrogenia. Mazzei,E. Pren. Méd. Argent. 57: 1061.

66. Stahl, S. La neurotransmisión química como blanco de la acción de las enfermedades. Psicofarmacología Esencial. Bases Neurocientíficas y aplicaciones clínicas. T. 2 P: 109-152. Editorial Planeta Argentina. Laboratorio Gador. Bs. As. 1998.

67. Szafir, D; Silva, C. Error quirúrgico inexcusable. ¿A quién demandar? Cuadernos del Anuario de Derecho Civil Uruguayo. Fundación de Cultura Universitaria. 1998. 111 p.

68. Trimble, M. The Psychoses of Epilepsy. Raven Press,Ltd. New York. 1991. 210 p.

69. Usandivaras, R. Iatrogenia en Psicoterapia Psicoanalítica. En Rev. de Psicoanálisis (5). APA. Tomo XXXIX. P:695-706. Bs.As. 1983.

70. Vázquez, G. Instituto de Comunicación y Desarrollo vía Internet habla de Personas con capacidad diferente icd@adinet.com.uy comunicación vía E-mail de la lista smuadmin@mednet.org.uy 23-2-99

71. Zarrans,J. Epilepsia. En: Medicina Interna. Farreras Rozman. Vol. II 12ª. Ed. P: 1420- 33. Doyma. Barcelona 1992.

72. Zurmendi, P.; Galeano,E.; Otegui, J. Electroconvulsoterapia (ECT) en Adolescentes. En: Jornadas Científicas de Psiquiatría. Resúmenes de los Trabajos publicados.p:15-6. Oct. 1996. Montevideo.

 

Como citar esta comunicación:

Zarina, R. Enfermedad Iatrogénica. Un Diagnóstico a tener presente. I Congreso Virtual de Psiquiatría 1 de Febrero - 15 de Marzo 2000 [citado: *]; Comunicación 52-CO-F: [39 pantallas]. Disponible en:  http://www.psiquiatria.com/congreso/mesa52/comunica/52_co_f.htm
* La fecha de la cita [citado...] será la del día que se haya visualizado este artículo.
 

 
pagina de inicio inicio de pagina
pagina de inicio inicio de pagina