Exposición en vivo y técnicas cognitivo-comportamentales en un caso de ataques de pánico con agorafobia.

Artículo

RESUMEN. La agorafobia se define como el temor intenso a los espacios abiertos y otras situaciones relacionadas, como las multitudes, comercios y centros públicos en
los que circula gran cantidad de personas. El sujeto teme sufrir un ataque que atribuye generalmente a un problema de salud. Se preocupa por el riesgo de morir, la imposibilidad de recibir ayuda y de escapar a un lugar seguro, o por el juicio de los demás.

La mayor parte de los afectados son mujeres y el trastorno comienza generalmente al principio de la etapa adulta. Suele ser progresivo, llegando a incapacitar seriamente a
quien lo padece. En este experimento de caso único se presenta el caso clínico de una mujer de 24 años que padecía trastorno de pánico con agorafobia. El tratamiento se desarrolló durante 12 sesiones semanales de 1 hora. Los objetivos del tratamiento se establecieron a partir de la hipótesis explicativa que incide en los principios del
condicionamiento clásico y operante en la adquisición y el mantenimiento del problema.

Se aplicó un programa multicomponente combinando estrategias cognitivocomportamentales y exposición en vivo. La terapia se centró en el afrontamiento de situaciones fóbicas graduadas. Las técnicas empleadas fueron la educación, la exposición a estímulos interoceptivos, el entrenamiento en control de la ansiedad, el entrenamiento en distracción y la exposición gradual. Se discuten los resultados de la intervención, que confirman la eficacia del tratamiento.

Tiene acceso gratuito al texto completo

Tags: Artículo