Una nueva tesis doctoral de la Universidad de Deusto estudia la relación entre la violencia y la drogodependencia

violencia-genero

Noticia

“Violencia en población drogodependiente. Un estudio exploratorio, descriptivo, relacional y explicativo de los factores implicados”, es el título de una nueva tesis doctoral defendida en la Universidad de Deusto. En ella, Aurora Urbano evidencia la relación entre violencia y drogodependencias, y que las mujeres presentan mayores porcentajes de padecimiento de violencia antes, durante y después de la drogodependencias que los hombres. Esta violencia en mujeres da cuenta del lugar subordinado que ocupan éstas en los diferentes contextos socioculturales.

Según este estudio, cuya dirección ha estado a cargo de María Teresa Laespada y Elisabete Arostegui y ha sido realizado y coordinado desde el Instituto Deusto de Drogodependencias de la Universidad de Deusto, tres de cada cuatro hombres y mujeres drogodependientes han padecido violencia técnica, lo que significa sufrir hechos constitutivos de violencia sin ser consciente de que se trata de violencia. En relación con la violencia declarada, uno de cada tres hombres y dos de cada tres mujeres reconocen abiertamente haber sido maltratados.

La investigación también señala que padecer violencia implica ejercer violencia y que ese comportamiento aparece como respuesta a la hora de resolver la ansiedad, el estrés y los conflictos. Los hombres y las mujeres drogodependientes que padecen violencia, también la ejercen. Los hombres que ejercen la violencia, lo hacen mayoritariamente contra personas que no conocen, la pareja y compañeros de trabajo; y, en el caso de las mujeres, la violencia la ejercen contra su pareja (en respuesta a las agresiones de ésta) y contra sus madres.

Para Aurora Urbano, la violencia se presenta en población drogodependiente en tratamiento, tanto como factor de riesgo (la violencia está presente durante la drogodependencia y la drogodependencia está presente en la violencia), como factor concurrente (a veces está la violencia en primer lugar y después aparece la drogodependencia y, en otras, se presenta la drogodependencia y posteriormente la violencia), y como factor pronóstico: la violencia explica y prevé drogodependencia y la drogodependencia explica y prevé violencia. En este sentido, la violencia experimentada, ejercida o padecida por la población drogodependiente se presenta como el factor clave desde un punto de vista clínico y terapéutico.

La nueva doctora considera que la violencia y la drogodependencia son respuestas individuales desadaptadas dentro de contextos socioculturales concretos, cuya explicación viene por relaciones multilaterales. Así, tienen su origen en un complejo momento personal, en un contexto histórico y social. Ambos sexos, los hombres y las mujeres drogodependientes, son víctimas de la violencia estructural de un sistema patriarcal en el que, en primer lugar, los hombres drogodependientes formando parte de la masculinidad ‘cómplice’ son víctimas a su vez de la masculinidad ‘hegemónica’; y, en segundo, las mujeres drogodependientes son víctimas de la masculinidad ‘cómplice’ y de la ‘hegemónica’.

Por ello, Aurora Urbano considera que el sistema patriarcal es el producto de relaciones verticales y asimétricas estructuradas definidas desde arriba, con la violencia como síntoma, y sostenidas desde abajo, con la drogodependencia como síntoma. Sobre estas relaciones se sustenta el sistema y se mantiene el estatus quo.

Un estudio con 129 hombres y 98 mujeres

La tesis doctoral de Aurora Urbano ha pretendido explorar la relación entre drogodependencia y violencia de forma tanto teórica como empírica y desde una metodología tanto cualitativa como cuantitativa. Para ello, ha indagado en los tipos de violencias experimentadas por 129 hombres y 98 mujeres en tratamiento por drogodependencia, junto a otras variables como razones para el consumo o para iniciar un tratamiento, entre otras. La idea era cuantificar la relación entre las variables violencia y drogodependencia.

El estudio también cuantifica la relación entre las variables violencia y drogodependencia. Desde un punto de vista descriptivo, esta cuantificación muestra las características que presenta la población estudiada con los consumos de drogas, la relación de la familia de origen con las drogas, las relaciones de pareja y las características del tratamiento y, también, se cuantifica las experiencias de violencia, la forma de violencia, por parte de quién provino y en qué momento vital ocurrió.

También se ha relacionado el tipo y el grado de las formas de violencia experimentadas con la edad de inicio en el consumo de las drogas, la existencia de miembros familiares con drogodependencia, el número de tratamientos desarrollados, la participación activa en violencia y con el nivel de autoestima. Por último, aborda el padecimiento de violencia en la infancia desde un análisis relacional y explicativo, lo que ha permitido entender y prever a partir de tres variables cuantitativas predictoras la importancia del sufrimiento de la violencia en población drogodependiente.

Análisis desde el sistema sexo-género

Este trabajo de investigación tiene su interés no solo por la amplia conceptualización desplegada en el marco teórico, reuniendo y ajustando las variables de estudio de manera profunda y actual, sino también por el análisis por sexos que se ha desarrollado, lo que ha permitido realizar con habilidad un análisis de los datos cualitativos y cuantitativos introduciendo la perspectiva de género, como categoría analítica, en las diferencias encontradas.

Esta visión de contraste de las diferencias por sexos en ambos abordajes metodológicos, el cualitativo y el cuantitativo, ha sido desarrollada a lo largo de todo el estudio y en todos los análisis estadísticos empleados, lo que ha permitido un estudio con una perspectiva amplia e integral de la realidad del campo teórico y clínico analizada.

Además, la visión de género ha englobado la identificación de lo masculino y de lo femenino en las causas y consecuencias de las variables principales estudiadas, la violencia y la drogodependencia, por lo que el estudio da respuesta a una visión exhaustiva de estas variables en ambos géneros y desde diversos puntos de vista: biológico, psicológico, social y cultural, etc.

Estos resultados permitirán no sólo aportar nuevo conocimiento a los factores que intervienen en las variables principales estudiadas, sino que también ampliará las posibilidades terapéuticas de las personas drogodependientes en tratamiento al señalar la importancia de las experiencias de violencia vividas en el curso y evolución de la enfermedad.

interacciones