Contrariamente a lo que se pensaba, los adolescentes que prueban el tabaco por primera vez se hacen dependientes a las pocas semanas después de haber iniciado el consumo. Y para ello no hacen falta más que unos pocos cigarrillos diarios.

Esta es la principal conclusión a la que han llegado un grupo de investigadores de la Universidad de Massachussets cuyo estudio aparece publicado en el número de septiembre de la revista Tobacco Control.

Los resultados indicaron que sólo tres semanas de media eran suficientes para que un adolescente se aficionara al tabaco, aunque fumara ocasionalmente, mientras que la mitad de los muchachos que quedaron “enganchados” se volvieron adictos a la nicotina en seis meses.

Los científicos ya saben que la adicción al tabaco tiene un componente genético. Algunas personas prueban los cigarrillos y nunca desarrollan el hábito de fumar. El mecanismo parece ser similar al que interviene en la adicción a drogas como la cocaína y la heroína.
Algunos investigadores también creen que, como el cerebro de los adolescentes todavía está en desarrollo, éstos pueden volverse adictos con mayor rapidez.

Para acceder al texto completo es necesario suscribirse en la revista: http://tc.bmjjournals.com/

Etiquetas →  

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario

Vídeos

Asociaciones de pacientes

Adaner Murcia

Asociación en Defensa de la Anorexia nerviosa y Bulimia de la Región de Murcia.

Anadahi

Asociación de Niños y Adultos con Déficit de atención, Hiperactividad e Impulsividad

Webs de interés

Cuidar en Oncología

Web de la SEOM cuyo objetivo es lograr un paciente con mayor autonomía y más implicado en las decisiones relacionadas con su tratamiento al tiempo que dispone de consejos y guías útiles para resolver sus dudas.